Stroll, ¿y tú de quién eres?

Tiene el reto de no ser otro piloto de pago que pasa desapercibido en la F1.

Su padre se ha gastado en él unos 50 millones de euros para cumplir el sueño de la F1.

El decimosegundo piloto canadiense en debutar en la Fórmula 1, el dieciochoañero Lance Stroll, no esquiva la tremenda autopista hacia la Fórmula 1 que le construyó su padre desde que era niño. Algunos la valoran en no menos de 50 millones de euros.

“Vengo de dinero, no voy a negarlo, pero me he ganado mi oportunidad porque vencí en todo lo que competí”, reconocía en la sede de Grove el chico, enfundado en los colores de Williams y de Martini, que ha tenido que esperar hasta que cumpliera los 18 hace pocos días para poder presentarle luciendo los colores de una bebida alcohólica.

Stroll es hijo de Lawrence Stroll, empresario de la industria de la moda, una de las 800 mayores fortunas del mundo -la 15ª de Canadá- y coleccionista de Ferrari de calle -quizás el mayor del mundo-. Además de poseer el circuito de Mont-Temblant en Canadá ha invertido fuerte en la carrera de su hijo, tanto que a los 11 fichó por Ferrari -donde aún no te pagas el asiento- y hasta compró el equipoPrema de F3 con el que su hijo ha ganado el título.

Según desvela la revista Auto Motor Und Sport, también ha pagado un programa de test salvaje esta temporada: el simulador del equipo configurado para F3 tantos días que hasta Massa y Bottas redujeron sus jornadas, y en pista rodando en Silverstone, Hungría, Monza, Austria, Barcelona, Abu Dabi, Austin y Sochi, con 20 mecánicos y cinco ingenieros de Mercedes para sus dos motores específicos.

stroll1

Toca demostrar el talento

Cuánto dinero pone su padre en Williams se desconoce, pero ahora en las manos de Lance está demostrar el talento y no pasar desapercibido como otros que llegaron con un pan bajo el brazo, los Ericsson, Nasr, Haryanto, Petrov, Pic, Van der Garde, Stevens, Chilton, d’Ambrosio, Chandhok, Karthikeyan. Yamamoto, Albers, Mazzacane o Yoong, por citar sólo los casos de los que llegaron a correr -muchos más hicieron test- este siglo XXI en F1.

Envuelto en muchos accidentes fuertes en su carrera, de los que ha pedido perdón, tiene muchos críticos, pero no está sólo en su defensa como ganador en karting, F4, Toyota Racing Series y F3. “¿Por qué todo ese odio hacia Stroll, o debería decir envidia?”, asegura el español Dani Juncadella, piloto Mercedes en el DTM. “¿Es el único que tiene un padre que le puede comprar un asiento en F1? Ir a una grada y verle pilotar para tener opinión”.

“El dinero no pilota, no da prestaciones, él ha demostrado de lo que es capaz y por eso está en nuestro equipo”, afirma Claire Williams, la jefa del equipo que fundó su padre.

Fuente.F1

Ir arriba